DESRATIZACIÓN

Métodos de lucha contra los roedores

 

DESRATIZACION PASIVA

Son técnicas defensivas que impiden que los roedores penetren, vivan o proliferen en los locales o instalaciones.Mediante estas técnicas modificamos las condiciones ambientales para prevenir y limitar la expansión de estas especies.Generalmente se complementarán con técnicas activas.

Impediremos el acceso a todos los elementos básicos que necesitan para sobrevivir:

Alimento.Concentrar los alimentos en pocos lugares y seguros (cajones, armarios cerrados, recipientes herméticos, etc)Limpieza de estos lugares y evacuación de residuos controladamente.

Agua.Es un elemento básico para el desarrollo de ratas y ratones.Impedir el acceso al agua.Para ello es importante el control ambiental de charcas, aguas residuales, cierre hermético de depósitos, etc.

La falta de alimento y agua produce consecuencias graves en los roedores, ya que no purden permanecer sin comida mas de 48h.Si es así emigraran a otras zonas o se devorarán unas a otras

Las ratas necesitan accesos fáciles para la búsqueda de alimentos y para su huida.

Un aspecto importante de la desratización pasiva consiste en mantener las instalaciones en buenas condiciones y bloquear a los roedores todos los accesos de entrada y salida a los locales.

Medidas a tomar:

Sótanos con suelos alquitranados.

Ventanas de sótanos cubiertas con malla de 1 cm o menor.

Orificios y fisuras tapadas con cemento.

Parte inferior de puerta revestida con una placa metálica (unos 20 cm de altura es suficiente).

Retretes con sifón.

Sumideros de patio con tapa pesada.

Revisión periódica del suelo de las plantas bajas.

Arboles separados de edificios.

Evitar la acumulación de elementos innecesarios que les puedan servir como refugio.

Proteger los desagües.

DESRATIZACION ACTIVA

Son métodos ofensivos físicos, químicos y biológicos, cuyo objetivo es el control de las poblaciones de ratas y ratones

 

Métodos físicos.Se basan sobre todo en el empleo de trampas, fundamentalmente de dos tipos

-Trampas de resorte o de adherencia.

-Jaulas o ratoneras.

Estos métodos no son suficientes para el control de una población de múridos, tienen un caracter puntual y se utilizan preferentemente en la evaluación de poblaciones o para eliminar roedores que han sobrevivido a otros tratamientos.Tras haber atrapado algunos ejemplares las trampas suelen ser rechazadas por los otros individuos.

El uso de ultrasonidos es otro de los métodos físicos que usamos.Es efectivo por poco tiempo, pero en algunos casos puede llegar a ahuyentar a grandes poblaciones por la fatiga y hastío que les produce.

Otros métodos que usamos es el uso de ondas sísmicas y barreras eléctricas.

Métodos biológicos. Son métodos que tienden a disminuir la capacidad de reproducción de ratas y ratones.Para ello se usan:

-Cebos con sustancias que destruyen las células germinales masculinas.

-Inducción de epidemias mediante el uso controlado de bacterias (Salmonella typhimurium)

-Lucha biológica con gatos, perros, hurones...

Métodos químicos.Hay cuatro tipos de sustancias químicas con acción rodenticida:

-Repelentes.

-Fumigantes.

-Rodenticidas de dosis única o agudos.

-Rodenticidas de dosis múltiple o crónicos.